Músicas contra el Poder, de Valentín Ladrero

La música como fuerza de contrapoder.

La singularidad sonora como creación desde los márgenes.

Lo popular abriendo brecha.

De esto y más tendré el honor y el placer de conversar en la presentación del libreo “Músicas cona el poder”, de Valntín Ladrero  (La oveja Roja), este domigo en la librería Contrabandos, Lavapiés.

   15493719_377099375969753_647970248666022627_o

 

 

Anuncios

Cuaderno Sonoro #5. ‘Riot meets reggae’ o ‘Cuando Hollie encontró a Ari’

La canción que espolea este texto habla de anhelo, de añoranza que es huracán. De recuerdos que perviven, del latido que no cesa. Ari Up conoció a Hollie Cook cuando esta era una niña. Su complicidad musical cristalizó cuando la hija del baterista de los Sex Pistols pasó a formar parte de las Slits en 2005, con los 19 ya cumplidos.

tumblr_mi33hcIepZ1rk7l80o1_500

Trato de recrear un ensayo con Ari Up y compañía, y la veo desparramando genio y locura. Brava debía ser la mujer que, junto con otras tres fieras, fundaron en 1976 the Slits, una banda de punk de la que sobran presentaciones. Las Slits con Ari Up al frente no se cortaron en hacer los que les daba la gana, pasar del punk barroco, al ruido, al reggae. Crear escuela y actitud.

[atención pregunta: ¿quién es esa mujer que baila con Ari Up en el escenario?]

Y en ese cruce entre el espíritu riot y el reggae se concibieron versiones hasta la fecha impensables, al menos en esos términos escénicos en UK, como ‘Man next door’ cuyos aullidos y cacareos impregnan el dub de un aroma inequívoco (para muestras, el vídeo). Imagino a esa chica de 19 años cultivándose en ese caldo, aprendiendo de quien se había forjado a base de desafíos.

Hoy esa chica le canta a Ari Up una bella canción. A la chica, igual que a la maestra y amiga, les pone eso del reggae. Cuando la escucho casi puedo ver la silueta de una figura que salta y hace aspavientos, como alrededor de una hoguera invocando a la tormenta. The beat of your heart lives.

Instantes de una noche de emociones varias

Me voy a permitir reescribir lo que ya he escrito en otros lugares, porque, como bien digo, no es tarea fácil. Más aún, cuando hay imágenes que tan bien bosquejan esa noche llena de emociones. Instantes capturados para hacerlos libres en nuestra memoria. Estos son los momentos que, con la generosidad de siempre, nos regalan Lobolopezz del concierto presentación.

 

Y abajo, mi ramillete de palabras:

Muy difícil explicar la sensación que siente una cuando ve a tanta gente querida remezclada entre el sonriente y danzante público…gente de lugares tan dispares y que ocupan su espacio con nombre propio (y colectivo) en el coraçao de quien escribe estas líneas. Y todo gracias a que conmigo en el escenario, estaban quienes estaban… y a tantos otros ánimos que durante el camino hicieron posible la noche de ayer. A todo el mundo, todo mi cariño y agradecimiento.

¡Fue bello compays!

Blues desgarrador

Por pura curiosidad, el otro día me encontraba investigando huellas sonoras del blues y del soul en voces negras y/o indígenas en Australia. Porque, de repente, me dí cuenta que apenas sabía nada de ellas, y porque en general casi no aparecían representadas en el registro político-sonoro de la música negra mundial. Sabiendo además la extrema dureza de la reciente colonización sobre los pueblos indígenas de Oceanía.

Entonces descubrí a Marlene Cummins, una mujer de música e historia conmovedoras. Tuve la gran suerte de poder hacerle una entrevista y desde ahí continuar acercándome a muc01_marlene_cumminshas otras mujeres inspiradoras. Por si hace más felices a vuestras orejas y corazones, aquí os dejo con la entrevista a Marlene y con ‘El Blues de la mujer Aborigen‘, escritos gracias a ese generoso colectivo que es Diagonal.

 

Khawuleza contra los CIE

Khawuleza es una canción popular sudafricana que recorrió el mundo en las increíbles voces de Dorothy Masuka y Miriam Makeba. Tal y como ésta última explica en este vídeo, es una melodía que los niños entonaban en las barriadas pobres de cualquier ciudad de Sudáfrica cuando la policía entraba para usar la violencia como rutina.

Decían, Kawuleza mama que significa corre mamá, no dejes que te atrapen.

Hoy 15J, es el día contra los Centros de Internamiento de Extranjeros, esos lugares a los que sólo se llega si no tienes papeles. O lo que es lo mismo, si naciste en un país a cuya ciudadanía, por intereses políticos y económicos, no interesa dar facilidades de estancia.

Para no acabar en el CIE, sin libertad por una cuestión administrativa, hay que aprender a huir de la policía o a no temerla. A sortear los obstáculos judiciales que, por sorpresa, te tratan de criminal. Los CIE son la última parada de un circuito asfixiante. Y hacen daño a quien los sufre.

Por eso Khawuleza puede representar también ese asedio cotidiano, esa segregación en la que unas personas tienen derecho a una vida tranquila mientras que otras no.

Aquí nuestro granito de arena para derribar los CIE.

khawuleza_band

Grabado y mezclado por Santiago Mijarra.
Cantado y tocado por mí.
Descárgalo pinchando aquí.

 

Gracias a toda esa gente que pone sus sueños en movimiento y los contagian.
Mucha gracias también a Santi.