Cuaderno Sonoro #5. ‘Riot meets reggae’ o ‘Cuando Hollie encontró a Ari’

La canción que espolea este texto habla de anhelo, de añoranza que es huracán. De recuerdos que perviven, del latido que no cesa. Ari Up conoció a Hollie Cook cuando esta era una niña. Su complicidad musical cristalizó cuando la hija del baterista de los Sex Pistols pasó a formar parte de las Slits en 2005, con los 19 ya cumplidos.

tumblr_mi33hcIepZ1rk7l80o1_500

Trato de recrear un ensayo con Ari Up y compañía, y la veo desparramando genio y locura. Brava debía ser la mujer que, junto con otras tres fieras, fundaron en 1976 the Slits, una banda de punk de la que sobran presentaciones. Las Slits con Ari Up al frente no se cortaron en hacer los que les daba la gana, pasar del punk barroco, al ruido, al reggae. Crear escuela y actitud.

[atención pregunta: ¿quién es esa mujer que baila con Ari Up en el escenario?]

Y en ese cruce entre el espíritu riot y el reggae se concibieron versiones hasta la fecha impensables, al menos en esos términos escénicos en UK, como ‘Man next door’ cuyos aullidos y cacareos impregnan el dub de un aroma inequívoco (para muestras, el vídeo). Imagino a esa chica de 19 años cultivándose en ese caldo, aprendiendo de quien se había forjado a base de desafíos.

Hoy esa chica le canta a Ari Up una bella canción. A la chica, igual que a la maestra y amiga, les pone eso del reggae. Cuando la escucho casi puedo ver la silueta de una figura que salta y hace aspavientos, como alrededor de una hoguera invocando a la tormenta. The beat of your heart lives.

Anuncios